Bocaccio 70: Las tentaciones del doctor Antonio.


Bocaccio 70 es una película de 1962 que consta de cuatro episodios, en esta ocasión vamos a hablar del episodio “Las tentaciones del doctor Antonio” cuyo título original es “Le tentazioni del dottor Antonio”. Cada episodio fue dirigido por Federico Fellini, un director Italiano que dejó un gran legado en la historia del cine, su película La dolce vita obtuvo un gran éxito comercial y una Palma de Oro a la cual se le suman cuatro premios Óscar por mejor película extranjera y uno honorífico por su carrera. Fellini se definía con una frase, decía que era “un artesano que no tiene nada que decir, pero sabe cómo decirlo”, es así como en este episodio de Bocaccio 70 podemos darnos cuenta de como él trata de que una idea simple o que pareciera no tener mucho sentido, se convierta en una trama digna de verse en la pantalla grande, algo que no cualquiera podría lograr.

En la película nos muestran al doctor Antonio, es una persona totalmente moralista que lucha en todo momento contra las personas que van encontrar de sus creencias en cuanto a la decencia y el pudor, persigue a las jóvenes parejas que se muestran afecto en público y a las mujeres que él considera que utilizan ropa provocativa, les da sermones sobre lo incorrecto que es lo que hacen e incluso rompe revistas en los puestos donde las venden porque le molesta su contenido.

Irónicamente un día, justo enfrente de su casa es colocado un cartel publicitario que se aprecia en todo su esplendor desde la ventana de su habitación, la publicidad es para incitar al consumo de leche pero el doctor cree que incita a algo más, el cartel presenta a una mujer muy cautivadora y él por supuesto considera que ese tipo de anuncios son una gran falta a la moral, así que intenta que sea removido sin obtener éxito, cuando por fin las autoridades censuran el cartel cae una fuerte lluvia que lo deja visible al público de nuevo. Después de todos sus intentos fallidos por eliminar la publicidad inmoral, el doctor termina siendo presa de una obsesión por la mujer del cartel, cae al fin en lo que siempre odió y lo que siempre quiso desaparecer. Un día el doctor es encontrado presa de su delirio arriba del cartel y es llevado al hospital en una ambulancia.

En una parte de la película se puede ver a Anita, la mujer del cartel, como una gigante persiguiendo al doctor por las calles que se ven tan pequeñas para ella. Es la forma gráfica de como lo que el doctor consideraba una inmoralidad, algo promiscuo y aberrante cada vez va creciendo más y más dentro de él aunque trata de huir y pide a gritos que se aleje, al final logra atraparlo. Es lucha entre una persona devota, que va a la iglesia y que es muy reservada y la tentación, el rehusarse a caer en lo que es considerado un pecado.

Al principio del filme se contextualiza la historia en la hermosa Roma, en donde los jóvenes se divierten, el sol brilla y todo parece felicidad, es entonces donde se introduce al personaje principal como alguien que no esta de acuerdo con toda la libertad que se aprecia en esa época. La película tiene un ritmo rápido al principio, en parte por las tomas que se ven y en parte por la música, después va tomando un ritmo más tranquilo y es cuando se empieza a narrar la historia.

En casi todo el episodio podemos apreciar un buen manejo de la ley de los tercios, aunque en algunas partes lo más importante que está a cuadro se aprecia justo en el centro, las imágenes nocturnas se pueden ver con claridad sin perder el contexto y además se nota un toque sombrío, incluso en algunas escenas que son de día.

El género de esta película es sitcom o comedia de situaciones,la principal situación cómica es la ironía antes mencionada en la que un moralista se despierta un día y descubre un impúdico cartel enfrente de su casa. El guión en cuanto a los diálogos es una de los elementos importante en este, son diálogos bien pensados y con una profundidad notoria, no son tan simples como es común pero son muy gráficos, con sólo los diálogos puedes darte cuenta de la trama de la película.

Este filme marca un antes y un después en el trabajo de este director, ya que con él termina todo lo que lo había caracterizado desde el comienzo de su carrera y da pie a una segunda etapa, lo que es llamado el estilo felliniano. Se puede considerar como una transición entre las dos etapas del director ya que tiene partes de las dos, los paisajes suaves y naturales de la primera y tanto los escenarios como los colores fríos que se muestran en algunas partes. Es por lo tanto una pieza importante del trabajo de este famoso director.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s